lunes, 14 de mayo de 2012

Entrevista al Secretario General del SINTRATTP

Entrevista al Secretario General del SINTRATTP
Manuel A. Peña Farfán
08/05/2012

¿Podrías explicar a grandes rasgos el problema del transporte en Lima?
El transporte público urbano de pasajeros en Lima Metropolitana y el Callao está sumido en una profunda informalidad debido al neoliberalismo, modelo económico capitalista, promovido y profundizado en nuestro país desde el año 1990 con Fujimori y durante toda la época de su dictadura cívico militar, y continuado por los gobiernos democráticos de Valentín Paniagua, Alejandro Toledo, Alan García y Ollanta Humala. Este modelo fue usado también en la administración municipal de Lima de los Alcaldes Ricardo Belmont Cassinelli (independiente), Alberto Andrade (Somos Perú) y Luis Castañeda Lossio (Solidaridad Nacional).

Este modelo informal, entronizado por más de 20 años, de transporte de pasajeros se caracteriza, por un lado, por la falta de propiedad de las unidades usadas por parte de las empresas de transporte concesionarias de las rutas, unidades que pertenecen a propietarios privados que “arriendan” estas rutas y el uso del nombre de estas empresas, las que les cobran una cuota de ingreso y un pago por el recorrido diario en la ruta. Esta transacción es realizada a través de un personal a su servicio denominado “despachador”. Esta informalidad constituye en la práctica un vínculo económico comercial entre las empresas de transporte y los propietarios de las unidades vehiculares, convirtiendo a las primeras en verdaderos sátrapas del transporte quienes ordenan, fiscalizan y sancionan a los choferes y cobradores.

Por otro lado, se caracteriza también por la falta de formalidad del vinculo laboral (trabajo personal, remuneración, subordinación y dependencia) de choferes, cobradores, despachadores, controladores, personal administrativo, mecánicos, etc., que prestan sus servicios a las empresas sin encontrarse registrados en planillas, razón por la cual estos trabajadores se ven privados, por más de 20 años, de todo beneficio social que la legislación laboral vigente contempla (CTS, Gratificaciones, Asignación Familiar, Vacaciones, Seguro de Pensión de Jubilación y de Salud, etc.).

¿Qué intereses o grupos económicos intervienen?
En el sistema actual de transporte público de pasajeros se advierte la presencia de un grupo de empresas que son los operadores del Metropolitano (corredor segregado que va de Naranjal a Chorrillos cubriendo un 10% de la demanda), y otro grupo de empresas nacionales informales que cubren alrededor de un 90% de la demanda.

En el caso del Metropolitano, los cuatro operadores ganadores de la licitación son consorcios formados por transportistas locales y extranjeros. Estos son: el CONSORCIO PERÚ MASIVO, conformado por la empresa colombiana Transmasivo S.A. y los consorcios locales Transperuano y Convialsa; el CONSORCIO LIMA BUS INTERNACIONAL, que incluye a transportadores locales, a una carrocera peruana y a Sí 02; el CONSORCIO LIMA VÍAS EXPRESS, que incluye al operador Express del Futuro; y TRANSVIAL LIMA SAC, que está conformada por la unión entre los empresarios locales, Ecológico Vial y G-9, con los argentinos Grupo Plaza de Inversiones S.A. y la Empresa Municipal de Transportes de Madrid S.A.

Los grupos de de las empresas informales, están agrupadas en la Sociedad de Transporte Urbano (liderado por Ricardo Pareja),  la Corporación de Transporte Urbano de Lima y Callao (cuyo presidente es Enrique Baca), el Frente de Transporte de Lima y Callao (encabezado por Omar Calderón) y la Federación de Transporte de Lima y Callao, CONET PERÚ (presidido por Rau Rau).

Pero, además de estos operadores, han surgido organizaciones empresariales de los propietarios de las unidades vehiculares que han operado en las empresas informales sin rutas propias, pero con la capacidad de participar agrupados en Consorcios con el fin de acceder a la concesión de alguna ruta, bajo cualquier modalidad que contemple la ley. 

Por otro lado, también, tenemos a los trabajadores representados por SINTRATTP y otros sindicatos que buscan que sus derechos individuales y colectivos sean cumplidos por las empresas de transporte urbano de pasajeros. También buscan que en un futuro se pueda negociar colectivamente pliegos de reclamos como Sindicato de actividad para dignificar el trabajo de conductores y trabajadores del transporte público de pasajeros en Lima Metropolitana y el país.

¿Cuáles son las coincidencias y cuales las divergencias?
Las coincidencias de los grupos empresariales informales que cubren el restante 90% del transporte público de pasajeros en Lima Metropolitana se manifiestan en el pedido de la concesión de las rutas por un promedio de 10 años y, también, por el rechazo a reconocer a los choferes y demás trabajadores las 8 horas diarias de trabajo, a registrarlos en planillas y negarles los beneficios y derechos sociales reconocidos por ley.

Las divergencias que se advierten entre los trabajadores y las empresas del transporte y muy en especial la existente entre los trabajadores y la Municipalidad de Lima por un lado y, por el otro, el grupo de empresarios nacionales: CONET-PERU, ASETUM y otras es la oposición de estos últimos a que la Municipalidad de Lima haya incluido en la ordenanza Nº 1599 que los choferes, cobradores y demás trabajadores sean registrados en planillas, como condición o requisito legal para acceder a la concesión de una ruta.

Esta situación es comprendida por nuestro Sindicato, bajo el régimen económico actual, de la existencia de dos intereses diametralmente opuestos en las relaciones de trabajo, a saber: por un lado la patronal (empresas, con sus asociaciones y consorcios) con su propia agenda y, por el otro lado, el interés ecológico y de justicia social de los trabajadores y su Sindicato SINTRATTP, etc.

¿Qué papel está cumpliendo la Municipalidad para resolver este problema?
La Municipalidad de Lima Metropolitana, con la administración actual de Susana Villarán y su partido político Fuerza Social, ha convocado a una Mesa Técnica con la participación de empresarios nacionales, organizaciones de propietarios de unidades vehiculares y organizaciones sindicales de trabajadores. Producto de esta Mesa Técnica ha sido la elaboración de un Ante Proyecto de Ordenanza, el mismo que paso a ser un Proyecto de Ordenanza para posteriormente ser aprobada convirtiéndose en la Ordenanza Nº 1599, publicada en El Peruano el 19.04.2012.

Esta Ordenanza municipal, regula una serie de aspectos técnicos y legales, que serán objeto de análisis y de pronunciamiento oportuno por parte de nuestra organización sindical.

Ha sido en esta Mesa donde el SINTRATTP, a través de su Asesoría Técnico Legal, ha manifestado la necesidad de que los trabajadores del transporte: choferes, cobradores y otros, deben ser incorporados a planillas e incorporar esta necesidad en la ordenanza que regula el transporte urbano de pasajeros.

En esta Mesa los empresarios fueron los más reacios de que esta reforma se incorpore en la norma, pues apostaban por el modelo gestado en la Ordenanza Nº 1338 (Castañeda Lossio-Solidaridad) que pretendía instaurar la prestación del servicio de transporte de pasajeros vía tercerización laboral, o en su defecto que continúe la informalidad reinante en estos momentos en Lima Metropolitana usando el argumento de que la Municipalidad no es el Ministerio de Trabajo.

Por otro lado, esta norma busca que las empresas actuales se conformen en consorcios cada  vez más grandes económicamente y así ir a un reordenamiento de rutas por etapas y supresión de unidades vehiculares antiguas a través del chatarreo de combis, pero sin contemplar en lo absoluto el negativo gran impacto social ni el desarrollo de un programa de reconversión laboral.

¿Qué papel cumple el SINTRATTP y a quiénes defiende?
Nuestro Sindicato es una organización que en su seno aglutina a los trabajadores del transporte terrestre de pasajeros y de carga a nivel nacional, y como tal tiene el papel, de acuerdo a su Estatuto Sindical, de defender los derechos laborales y sindicales de los trabajadores del transporte, tanto individuales como colectivos (Sindicación, Libertad Sindical, Negociación Colectiva  y Huelga); por ello, aclaro que una cosa es ser trabajador del transporte terrestre (conductor, cobrador o el que trabaja para las empresas de transporte) y otra, muy distinta, ser transportista que es el dueño de la empresa de transporte tanto como persona natural o jurídica.

Por ejemplo, nuestro sindicato, durante su participación en la Mesa Técnica de transporte, ha defendido con valor, coraje y con principios del sindicalismo de clase, que los trabajadores deban estar registrados en planillas de las empresas, y ser protegidos por la norma que regula el transporte público de pasajeros.

¿De qué manera beneficiarán a los trabajadores y la ciudadanía en general los consorcios de transporte que promueve la Municipalidad?
El beneficio que traerá consigo las reformas que está impulsando la Municipalidad, además de permitir que las empresas actuales se conformen en Consorcios, es que se podrá consolidar la patronal en grupos u organizaciones empresariales con mayor capacidad económica, pero bajo un sistema empresarial privado y, de acuerdo a la legislación laboral actual, sin poder tener conductores, cobradores u otros trabajadores fuera de planillas bajo pena de ser sancionados por infracción socio laboral. Es por esto que esta reforma significa un beneficio a favor de los trabajadores para que sea posible que gocen de derechos y beneficios laborales postergados hace más de 20 años.

Y para la ciudadanía el beneficio que traerá consigo será la supresión en las pistas de la guerra del centavo, es decir, evitar que los choferes se disputen los pasajero en las pistas y lograr que se brinde un servicio de calidad, sin correteos, con paraderos establecidos, etc., porque los ciudadanos que viajan en autobús de transporte público son también trabajadores, padres y madres de familia, personas ancianas, estudiantes universitarios, colegiales y escolares. En suma, este beneficio será también para el pueblo trabajador, laborioso y honesto que utiliza este servicio público prestado por privados.

El Euro IV que se caracterizan por ser vehículos a GNV y que exige la Municipalidad para los siguientes años está teniendo mucha resistencia por parte de algunos empresarios y consorcios ya constituidos. ¿El SINTRATTP apoya esta exigencia de la Municipalidad de Lima?
El SINTRATTP si apoya que los buses con tecnología Euro IV sean los vehículos con los que se preste el servicio de transporte público de pasajeros, pues su emisión de gases tóxicos es menor. Incluso se apresta a apoyar la introducción en el futuro de buses con tecnología Euro V. En resumen, los trabajadores apoyaremos que se preste el servicio con vehículos no contaminantes, pero ello no depende únicamente de los trabajadores, sino de las autoridades políticas, administrativas y municipales del Estado.

Pero también sabemos que la no contaminación depende del tipo de combustible que se viene usando y los que usarán los buses con tecnología Euro IV. La producción y comercialización del tipo de combustibles no depende de los trabajadores ni de sus sindicatos. Es un tema de ganancias, grupos económicos privados y de si estos están dispuestos a producir y vender combustibles no contaminantes.

Vale recordar que en el caso de Lima, un grupo de empresarios agrupados en la STU adquirieron flotas con tecnología Euro III y por ello protestaron y exigieron que estas unidades sean tomadas en cuenta en las futuras licitaciones de rutas. Es por eso que la Municipalidad les ha dado la opción respectiva de que participen con estas unidades vehiculares.


¿De qué manera el Sindicato contribuiría a  hacer realidad el uso de estas unidades? Y, si no es así, ¿qué alternativas podría ofrecer el SINTRATTP?
Los conductores deben exigir a las empresas y autoridades de la Municipalidad de Lima, Callao y de todas las regiones del país, así como al  Ministerio de Transportes y Comunicaciones, que los buses que circulen en la red vial nacional urbana y rural del país deban estar dotados de una tecnología que no contamine el medio ambiente con emisiones de gases combustibles y así salvaguardar la salud del pueblo evitando la adquisición de enfermedades pulmonares y de la sangre.

Como Sindicato debemos proponer iniciativas y alternativas para lograr que los trabajadores tomen conciencia de lo que significa para la salud laborar en un ambiente de trabajo o centro de operaciones donde la contaminación ambiental sea reducida ostensiblemente por el uso de tecnologías modernas. Esto implica también realizar una campaña para que el Estado y sus autoridades, y toda la población abogue por el abaratamiento de los vehículos con tecnología no contaminante evitando que el costo de este abaratamiento recaiga sobre los hombros del trabajador como viene sucediendo con la crisis económica capitalista que siempre recae en los bolsillos del pueblo. Nuestro sindicato también debe dejar muy en claro que en el momento actual no son los trabajadores los que dirigen el Estado, sino la oligarquía o patronal a través de partidos políticos que les favorecen, científicos, técnicos y tecnócratas.

¿Es viable un sistema de transporte ecológico en un sistema privado de concesiones que busca minimizar los costos y lucrar en el menos tiempo posible? ¿Qué alternativas podría ofrecer el SINTRATTP?
Un transporte 100% ecológico es posible teóricamente, pero resulta que en el sistema actual los bienes (mercancías), no se producen necesariamente para solucionar las necesidades del pueblo trabajador, sino que se producen para obtener ganancias. De esto deducimos que si el uso de nuevas tecnologías no contaminantes redujera las ganancias de la patronal entonces estas tecnologías no serán tomadas en cuenta. Es así como funciona el capitalismo.
En el caso de los operadores de transporte peruanos, si estos analizan que un bus patrón les generará sobre costos y pequeñas ganancias, pues buscarán retirarse del negocio o buscar que se reforme la norma para continuar con tecnologías contaminantes que si son muy lucrativas.

El drama en la sociedad actual es que las nuevas tecnologías y las ganancias que pretenden obtener los oligarcas o patrones entran en conflictos cuando estos consideran que sus inversiones no justifican las poquísimas ganancias que vienen obteniendo.

SINTRATTP apuesta por la implementación de tecnologías no contaminantes. Y si el modelo económico actual en el transporte público de pasajeros no le es rentable empresa privada, nuestro sindicato apuesta por la búsqueda de la creación de un modelo empresarial que no tenga como norte el lucro, sino el servicio y el bienestar de la población.

¿Qué apoyo tiene el SINTRATTP de parte de las centrales que ahora existen en el Perú?
El SINTRATTP, está afiliado a la Central Autónoma de Trabajadores del Perú-CATP y se mantiene con sus propias fuerzas. No descartamos recibir la solidaridad material y moral de los trabajadores de todos los sectores de la producción de bienes y servicios, del campo y la ciudad; pero como organización sindical abogamos por la unificación y unidad de los trabajadores y por la centralización única de las luchas de los trabajadores.
¿Cuáles son las tareas inmediatas del SINTRATTP para lograr sus objetivos?
Tenemos planeado abrir próximamente nuevas oficinas en el centro de Lima, para poder atender los problemas individuales y colectivos de los trabajadores del transporte público de pasajeros y de carga. Venimos participando en la Mesa Técnica de Transporte de la Municipalidad de Lima Metropolitana. Estamos a la espera que la Municipalidad del Callao nos convoque para la instalación de una Mesa Técnica que cuente con el mismo nivel del de la Municipalidad de Lima, pero aún no tenemos respuesta. Apoyamos a los trabajadores que vienen sosteniendo problemas judiciales con las empresas de transporte que, con la venia de ciertos jueces del Poder Judicial, vienen postergando el reconocimiento del vínculo laboral sostenido entre un conductor y la empresa de transporte de pasajeros negándoles así todos los beneficios sociales que la legislación laboral vigente contempla.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada